• Axiom Community Resources
  • Rydoo
  • Axesor
  • IBS
  • Docfinance
  • Enterprise Greece
  • Amina
  • Wolter Kluwer
  • Aptitude Software
  • Finastra
  • Esker Iberica
  • Taulia Inc
  • Highradius
  • Enhesa

Gestión del riesgo de Crédito en tiempos de incertidumbre

Gestión del riesgo de Crédito en tiempos de incertidumbre

0.La Gestión del Riesgo de Crédito está siendo todo un reto desde que comenzó la pandemia.

Las medidas de confinamiento impuestas en la mayoría de los países han llevado a muchas empresas a cerrar sus persianas, afrontar cuantiosas pérdidas y a poner en jaque a sus cadenas productivas. Todo ello bajo un panorama de incertidumbre a
nivel global, y ante la amenaza de una crisis del tejido empresarial casi inevitable.

Como profesional financiero es inevitable sentir preocupación ante este escenario y, en especial, teniendo en cuenta que esta crisis va a tener unas consecuencias desconocidas hasta la fecha, como vaticinan todos los expertos. Por este motivo, en Axesor consideramos importante revisar las claves para una efectiva gestión del riesgo de crédito.

1. Consultar siempre información preventiva y actualizada

2. Monitorizar la cartera de clientes

3. Reporting, reporting, reporting

4. El reto del teletrabajo

1. Información preventiva y actualizada


El tornado que se originó a mediados de marzo de 2020 a nivel mundial, difícilmente podríamos haberlo imaginado apenas unos meses atrás, y tal como se ha evidenciado, ni siquiera semanas antes. Por ello, la información utilizada para el análisis crediticio de
nuestros clientes o potenciales requiere de la misma dinamicidad. Esto nos facilitará el camino para tomar decisiones precisas, basadas en información actual y que permitan adoptar posiciones preventivas. Las fuentes públicas por sí solas no siempre representan la
situación real de las empresas o se encuentran disponibles a posteriori, cuando la situación de impago es irremediable. Es por ello, que en situaciones de alta volatibilidad como la actual, se hace imprescindible contar con soluciones integradas de carácter predictivo.

La información de comportamiento en pagos entre empresas, la que diariamente registramos en los ERPs de nuestras organizaciones, es la principal fuente para determinar la salud de nuestros colaboradores. Y si, además, podemos consultar este comportamiento en pagos B2B de nuestro propio sector o de otros proveedores, tendremos una visión 360º de cada deudor de nuestra cartera. En un contexto como el actual, es fácil entrar en una espiral de impagos. Cada acreedor que sufra las consecuencias de la morosidad fácilmente acabará repercutiéndolo en sus propios acreedores. Y tanto aquellas empresas de menor tamaño, como las que no tengan un buen margen sobre ventas que permita compensar dichas pérdidas, serán las que más se resentirán por cada impago, amenazando su propia supervivencia.

2. Monitorización efectiva de la cartera de clientes


En tiempos de incertidumbre, y por las comentadas reacciones en cadena, la situación de un cliente puede variar de un día a otro. Por tanto, los mecanismos de evaluación de la cartera deben responder con eficacia. Tener el 100% de la cartera bajo control con criterios comparables, en tiempo real y sin intervención manual: Las revisiones de la cartera de forma manual una o dos veces al año deben formar parte del pasado. Aplicar el Principio de Pareto en este ámbito, monitorizando el 20% de la cartera que genera
el 80% de la facturación, pone al descubierto que cualquier empresa con un volumen significativo de clientes, no será capaz de cubrir más del 20% de su cartera si no dispone de un sistema de gestión y monitorización automatizado. Así, se precisan
mecanismos que respondan a criterios objetivos y homogéneos, libres de la subjetividad de cada uno de los analistas.

Contar con límites de crédito actualizados, y ser alertados ante cualquier variación: La gestión reactiva debe dar paso a una gestión preventiva que nos va a permitir anticiparnos y responder a tiempo ante cualquier deterioro en el comportamiento en pagos de nuestros clientes, aunque sea un leve retraso en el pago de sus facturas. Tener a nuestra disposición alertas tempranas ante variaciones y cambios de tendencia. Además, esa monitorización efectiva no debe limitarse a observar a nuestros clientes, sino que necesitamos herramientas que nos permitan auditar y mantener una vigilancia activa sobre las decisiones que vamos adoptando durante todo el ciclo de vida del cliente. Analizar el histórico de las acciones emprendidas desde la admisión de ese cliente, y en cada
una de sus concesiones de crédito, hasta medir la eficacia de nuestros protocolos de recuperación de deuda. El objetivo de todo departamento financiero es mejorar su liquidez y previsión de tesorería, y para ello debe adoptar los procedimientos necesarios para acelerar sus flujos de cobro.

3. Reporting, reporting, reporting


Por todos son conocidas las bondades de un buen sistema de reporting. Activar los datos de nuestra compañía nos permite obtener ventajas competitivas obvias. Pero no consiste en tener mucha información, sino la necesaria para que, una vez analizada,
podamos aplicarla a las necesidades de nuestro negocio. Como expertos en gestión del riesgo de crédito, desde Axesor hemos identificado 6 análisis de datos que son especialmente relevantes en momentos como el actual:

Riesgo vivo vs. Límite de Crédito:


Analizar aquellos clientes donde el total de la deuda pendiente está muy próximo o supera el Límite de Crédito. Del mismo modo, nos permitirá localizar a qué clientes podemos expandir ventas.

Deuda vencida vs. Días de retraso:


Identificar de forma ágil aquellos clientes con los que se tienen partidas con retrasos en el cobro así como poder calcular el sobrecoste financiero de la compañía derivado de dichos retrasos.

Forecast de cobro:


Tener capacidad de estimar cuál es la previsión de cobros real en cada uno de los meses próximos, en base al riesgo asumido con cada uno de nuestros clientes,su calidad crediticia y su comportamiento real en el cumplimiento con los plazos pactados.

Ageing:


Analizar las variaciones de las ventas realizadas teniendo en cuenta el envejecimiento de la deuda para comprobar la evolución de la liquidez.

Período de cobro real vs. negociado:


Verificar si el aumento del DSO viene marcado desde la propia factura o tenemos que emprender acciones de recobro más tempranas.

Ventas vs. cobros por mes y línea de negocio:


Comprobar que se mantiene la tendencia histórica o si hay que tomar medidas.

4.Teletrabajo, el fin de una utopía:


El teletrabajo ha llegado para quedarse. Impuesto por obligación de la noche a la mañana, se ha convertido en una realidad para muchas empresas. Aquellas que han apostado por la digitalización han recogido sus frutos durante esta crisis sanitaria, y las demás no han tenido más remedio que adaptarse de forma improvisada. En lo que atañe a la gestión del riesgo de crédito, las compañías deben invertir en dotarse de herramientas que les permitan analizar y controlar su cartera de clientes desde cualquier ubicación,
lo que les aportara importantes beneficios:

Agilidad:

En unos minutos podremos valorar una nueva operación a crédito, o de un nuevo cliente, desde cualquier dispositivo y en tiempo real.

Crecimiento:

Al hacer partícipes de esta dinámica a los equipos comerciales, estos podrán disponer de una opinión de crédito objetiva antes de sentarse a negociar condiciones con un cliente.

La tecnología encargada de generar tales beneficios se encuentra al alcance de cualquier empresa que realice operaciones a crédito en ámbito B-to-B. La coyuntura actual simplemente ha acelerado la ejecución de un cambio que ya era necesario.

Published By

- Axesor

Axiom Members

Follow us

Our tweets:

Axiom Groupe @AxiomGroupe "Finance 4.0": Let's read the new whitepaper of HighRadius "Effective Cost Of RPA Could Be 10x More T… https://t.co/SIVrM0JaMO
Axiom Groupe RT @EskerInc: “Before we implemented Esker our collectors were completely spreadsheet based. With Esker we are able to have a centralized c…

Upcoming Events

Cart